Waterpik para una higiene bucal completa

waterpik para una higiene bucal completa

Waterpik para una higiene bucal completa

La higiene bucal es una de las principales rutinas que debes controlar cada día. De la correcta limpieza de tus dientes depende tu salud bucodental. Por ello, debes de tener en cuenta el uso de diferentes herramientas que te ayuden a optimizar la higiene de tu sonrisa. Además del cepillo de dientes, utilizar productos como el waterpik o irrigador bucal te garantizará una limpieza más profunda, eliminando efectivamente los acúmulos de placa bacteriana de zonas de difícil acceso.

¿Qué es el waterpik?

Quizás conozcas a esta herramienta de higiene dental como irrigador bucal. Waterpik es realmente una de las marcas comerciales más conocidas de este tipo de elementos de limpieza. En la clínica dental Silmidental siempre te recomendaremos su uso, con el objetivo de mejorar tus rutinas de higiene dental.

Gracias a un buen irrigador dental puedes eliminar las bacterias orales con éxito, de la misma forma que hacemos en la consulta del dentista. De hecho, es probable que conozcas el waterpik de haberlo visto en la clínica dental. Se trata del aparato de higiene que emite un potente chorro de agua a presión sobre tus dientes.

¿Para quién está indicado el irrigador bucal?

La realidad es que desde Silmidental recomendamos el uso del waterpik a todos nuestros pacientes. Consideramos que es una herramienta estupenda para mejorar la limpieza bucodental, ya que es capaz de acceder a zonas complicadas a las que no llegarás con el cepillo de dientes convencional.

No obstante, existen algunos grupos de personas para las que el uso del irrigador bucal está especialmente indicado:

  • Pacientes con ortodoncia convencional con brackets: la ortodoncia con brackets suele complicar las labores de higiene oral bastante. Esto se debe a que las bacterias pueden quedarse pegadas alrededor del bracket o en los arcos. Por lo tanto, el waterpik ofrece una ayuda inestimable para eliminar toda la placa bacteriana y prevenir la formación de sarro en personas que llevan ortodoncia.
  • Pacientes con implantes dentales o prótesis fijas: el irrigador dental optimiza la limpieza interdental y de las encías en estos casos.
  • Pacientes afectos de enfermedad periodontal: usar el waterpik en el caso de padecer periodontitis o gingivitis mejora muchísimo la eliminación de bacterias bucales. Por ello, en Instituto Silmidental recomendamos a todos nuestros pacientes con problemas periodontales que introduzcan esta herramienta de higiene oral en sus rutinas diarias.

Ventajas del irrigador dental o waterpik

Son muchas las ventajas que se plantean cuando recurres a aparatos de higiene auxiliares. El irrigador bucal ofrece una limpieza extrema en zonas más complicadas, como los espacios interdentales, bajo la línea de las encías y en las bolsas periodontales.

  • Evita la halitosis: gracias al efectivo poder de limpieza del waterpik se eliminan las bacterias orales con éxito, evitando el mal aliento y proporcionando una sensación de frescor superior.
  • Elimina la placa bacteriana: si lo usas en conjunto con la seda dental, el cepillo de dientes y los cepillos interproximales, podrás disfrutar de una sonrisa saludable, libre de placa bacteriana.
  • Previene la formación de sarro: el sarro o tártaro dental es la placa bacteriana calcificada. Cuando se forma esta sustancia, la única forma de removerla es mediante la limpieza dental profesional. El irrigador elimina un mayor porcentaje de bacterias, limitando la aparición del sarro en los dientes.
  • Optimiza la limpieza de prótesis: además de mejorar las rutinas de higiene dental en pacientes de ortodoncia con brackets, también limpia en profundidad las prótesis dentales fijas.

Uso del waterpik paso a paso

Mediante un potente chorro de agua a presión, el waterpik mejora la limpieza dental e interdental. Su uso es muy sencillo, ya que las bacterias orales se remueven con facilidad. Si quieres lograr una higiene bucodental excelente sigue los siguientes pasos:

  1. Cepíllate los dientes: antes de proceder a utilizar el irrigador debes de cepillarte los dientes como siembre. Recuerda dedicar dos minutos al cepillado.
  2. Rellena el depósito de agua: rellena el depósito de tu irrigador con agua del grifo y ya estará listo para hacer su función.
  3. Selecciona la boquilla: generalmente los últimos modelos de waterpik incluyen diferentes boquillas. Elige la que más se adapte a tus necesidades y regula la presión del agua antes de comenzar con la higiene dental.
  4. Limpia tus dientes: pon la cánula apuntando a la línea de las encías, con una inclinación de 90 grados. Presiona para que salga el chorro de agua a presión y comienza con la limpieza. Puedes empezar por los molares e ir siguiendo la línea de las encías. Recuerda limpiar bien los espacios interdentales y la lengua.

¿Cómo elegir el irrigador bucal?

En la actualidad existen diferentes tipos de irrigadores dentales en el mercado. Antes de elegir uno u otro puedes consultar con nuestros doctores, para que te indiquen cuál es la opción más conveniente para ti.

Básicamente existen tres tipos de waterpik: los que deben permanecer enchufados a la corriente para funcionar; los portátiles, que usan baterías; y los que no llevan motor, ya que se conectan al grifo del lavabo.

Según nuestra propia experiencia el waterpik portátil es el más cómodo. Esto se debe a que lo puedes llevar de viaje y utilizar sin necesidad de estar conectado a la corriente o al grifo. Todos estos tipos de irrigador incluyen diferentes boquillas o cabezales, que te permitirán extremar tu higiene oral en función de tus necesidades.

Si te preocupa tu salud bucodental ponemos a tu disposición al mejor equipo médico de la clínica dental Silmidental. Pide cita online y mejora tu sonrisa con éxito.

No hay comentarios

Deja un comentario

Monitor OK