Tonsilolitos: qué son y cómo afectan a tu salud

Tonsilolitos: qué son y cómo afectan a tu salud - Clínica Silmidental

Tonsilolitos: qué son y cómo afectan a tu salud

Desde la Clínica Dental Silmidental queremos asegurarte una salud oral estupenda y por ello vamos a hablarte de una afección que, aunque es poco frecuente, puede provocar serias molestias en tu cavidad bucodental. Para explicarte qué son los tonsilolitos es imprescindible que entiendas qué son las amígdalas y cuál es su función en nuestro cuerpo.

Todas las personas tenemos dos amígdalas en la parte más profunda de nuestra garganta, una a cada lado de la misma. Estas amígdalas forman parte del sistema linfático, que es el encargado de proteger al resto del organismo de las infecciones. Ahora seguro que entiendes mucho mejor cuál es la importancia de las amígdalas.

¿Qué son los tonsilolitos?

Tal y como te hemos dicho, las amígdalas se encargan de filtrar los microorganismos víricos, bacterianos o de cualquier procedencia, impidiendo que dañen a otros organismos de tu cuerpo. Los tonsilolitos son calcificaciones que aparecen en las amígdalas a consecuencia de los microorganismos que llegan hasta ellas.

Eso sí, debemos aprender a diferenciar entre tonsilolitos y amigdalitis. Esta última es una inflamación muy común de las amígdalas. Sin embargo, los tonsilolitos son calcificaciones en las amígdalas, que tienen aspecto de piedras. Su aspecto varía, apareciendo como manchas en tonos blancos u amarillentos.

La buena noticia que tenemos para ti es que los tonsilolitos no suelen conllevar ningún tipo de daño asociado. Pese a ello, en algunas ocasiones presentan molestias bastante llamativas a quien los padece.

Estos cálculos amigdalinos se forman por la acumulación de comida en la zona. Las bacterias bucales encuentran en los tonsilolitos el clima perfecto para crecer, generando así dicha afección. Pese a que no se trata de una enfermedad de carácter maligno, sí que se relaciona su presencia con la halitosis o mal aliento.

Normalmente la tonsilolitis no provoca demasiadas molestias, aunque en los casos en los que las piedras en las amígdalas son de gran tamaño pueden provocar dolores agudos al deglutir.

Causas de los cálculos amigdalinos

La aparición de piedras en las amígdalas no es algo común. No obstante, son muchas las causas las que están detrás de su formación. Conocerlas te puede ayudar a prevenir la formación de tonsilolitos en tu garganta:

  • Higiene dental deficiente: los malos hábitos de higiene bucodental pueden estar detrás de estas calcificaciones. Recuerda que es muy importante que te cepilles bien los dientes a diario. La lengua también la debes higienizar, usando el cepillo de dientes o un limpiador lingual específico. De esta forma evitarás, en la medida de lo posible, que las bacterias orales y los restos de comida se acumulen en tus amígdalas.
  • Bacterias bucales: la presencia de bacterias en la boca es otra de las causas de la formación de tonsilolitos. Las bacterias orales son necesarias, pero su exceso puede resultar negativo para tu salud dental y general. Ellas son las causantes también de enfermedades orales graves, como la periodontitis.
  • Mayor secreción de mucosidades.
  • Problemas en la producción de saliva.
  • Pérdida considerable de leucocitos.
  • Hábitos poco saludables, como el tabaco.

Principales síntomas de los Tonsilolitos

Si sufres cálculos amigdalinos, es decir, piedras en tus amígdalas, es probable que presentes alguno de los síntomas que te vamos a describir a continuación. Ten en cuenta que no es necesario que cumplas con toda esta sintomatología:

  • Mal aliento: la presencia de halitosis constante es uno de los síntomas más claros y reveladores de este problema en las amígdalas. De hecho, la tonsilolitis es una de las principales causas del mal aliento entre la población general.
  • Problemas y dolores al deglutir.
  • Presencia de calcificaciones de color blanco en las amígdalas.
  • Sensación de cuerpo extraño al tragar.
  • Dolor de garganta.
  • Amigdalitis, originada por la infección de los tonsilolitos.
  • Es posible que presentes dolor de oído, debido a la cercanía de ambos órganos.
  • Infecciones en la boca originadas por las bacterias orales.

Tratamiento de la tonsilolitis

Los tratamientos ante esta enfermedad dependen del origen de la patología. Es decir, lo más importante es determinar la causa inicial, con el objetivo de planificar un procedimiento exitoso y seguro.

Las personas que padecen amigdalitis son un grupo de riesgo para desarrollar estos problemas en las amígdalas. Por ello, es muy importante que se lleve a cabo una prevención óptima de la afección:

  • Alimentación: evita comer ácidos, grasas o alimentos a temperaturas extremas.
  • Infecciones: ante cualquier infección acude al médico para que planifique un tratamiento rápido y seguro.
  • Higiene: mejorar tu higiene dental es imprescindible para limitar la acción bacteriana en tu cavidad oral.

Los tonsilolitos se pueden tratar, pero hay que determinar cuál es el origen de su presencia. En algunos casos se recetan antibióticos, con el fin de eliminar la infección. La extirpación de las amígdalas sólo está indicada en casos más graves, en los que las calcificaciones comprometen la correcta salud de quien las sufre.

Los expertos recomiendan realizar gárgaras con agua templada salada de forma regular. Este truco casero permite que las molestias sean menores, aunque no elimina el problema. Acudir al especialista es clave.

Si sufres halitosis o infecciones en la boca pide cita en Silmidental. Nuestro equipo médico te ayudará a localizar cuál es el problema. Si presentan tonsilolitos podremos planificar un procedimiento de odontología conservadora efectivo.

¿Te ha parecido un artículo interesante?

No hay comentarios

Deja un comentario