Rhodogil: qué es y cuándo se usa

Rhodogil qué es y cuándo se usa SilmiDental

Rhodogil: qué es y cuándo se usa

En la Clínica Dental Silmidental somos especialistas en odontología. Nuestro equipo médico cubre todas las áreas odontológicas, con el objetivo de ofrecerte unos servicios y tratamientos de máxima calidad. En algunos casos concretos, nuestros doctores te recetarán medicamentos, especialmente indicados para tratar patologías bucodentales determinadas. Este es el caso del Rhodogil.

Rhodogil es un fármaco que se dispensa con receta médica y nos permite prevenir y tratar algunas infecciones bacterianas muy comunes en el entorno bucal. Siempre debes tomar este medicamente bajo la supervisión de nuestros odontólogos. Ten en cuenta que se trata de un antibiótico, por lo que sus usos deben estar perfectamente controlados.

Desde nuestra clínica dental te desaconsejamos ingerir Rhodogil a no ser que tu dentista te lo mande. La automedicación no es nada positiva. Estos fármacos cumplen funciones muy concretas, que no debes de pasar por alto.

¿Qué es el Rhodogil?

Como ya te hemos comentado, el Rhodogil es un fármaco muy utilizado en clínicas dentales, como el Instituto Silmidental. Esto se debe a que su formulación combina algunos antibióticos de calidad para tratar infecciones bucodentales. La Espiramicina y el Metronidazol son los componentes más importantes de este medicamento.

Está indicado para tratar infecciones bacterianas, así como para su prevención. Se ingiere por vía oral, ya que se suministra en comprimidos. Gracias a la eficacia demostrada de este antibiótico, se ha convertido en uno de los fármacos más recetados en odontología.

No obstante, es imprescindible que sea un dentista especializado quien te lo recete. Los antibióticos los debes tomar con cuidado, siguiendo siempre las indicaciones del odontólogo y sin cortar el tratamiento. Es decir, si debes tomar Rhodogil durante 10 días, tendrás que hacerlo así. Nuestro objetivo es asegurarte una sonrisa sana y por ello debes confiar en nuestros doctores.

En Silmidental planificamos cada tratamiento a medida. Por ello, es posible que te indiquemos el uso de fármacos concretos en tu caso y con unas características especiales.

¿Cuándo recetamos Rhodogil?

Teniendo en cuenta que el Rhodogil es una combinación de antibióticos, solamente recetamos este fármaco en casos en los que necesitamos prevenir o tratar infecciones bacterianas orales.

Patologías periodontales

Las enfermedades periodontales, como la gingivitis y la periodontitis, se caracterizan por surgir a consecuencia de las bacterias de la boca. Si no eliminas las bacterias con éxito, mediante la higiene dental, estas se convertirán en sarro, pudiendo comenzar los procesos de destrucción de tejidos orales.

Mediante un completo estudio periodontal, nuestros expertos en periodoncia averiguan el estado de salud de tu periodonto. Si existe alguna enfermedad de las encías, te recetarán antibióticos para eliminar la infección y proceder al tratamiento periodontal.

Generalmente, combinamos la ingesta de Rhodogil con procedimientos de higiene como el curetaje dental. Se trata de una limpieza dental en profundidad, que nos permite eliminar con éxito las bolsas periodontales.

Abscesos dentales

Un absceso dental es una acumulación de pus, que se forma debido a la presencia de bacterias en la boca. Esta infección puede surgir por diferentes cuestiones, como las caries, los traumatismos orales o las enfermedades periodontales.

Quizás conozcas al absceso dental como flemón. Por lo tanto, ante la presencia de un flemón dental debes visitar a tu dentista de inmediato. El tratamiento con antibiótico es clave para frenar la infección.

Cirugía oral

En la Clínica Dental Silmidental te recetamos Rhodogil para prevenir las infecciones bacterianas después de tratamientos de cirugía oral. Si te sometes a un tratamiento de colocación de implantes dentales o a otros actos quirúrgicos, como la exodoncia de muelas del juicio, este fármaco nos ayuda a evitar que se formen infecciones posteriores.

¿Cómo se toma el antibiótico?

Como ya has podido averiguar la forma de tomar el Rhodogil te la indicará tu especialista. En función de tu caso en particular, nuestros doctores planificarán para ti un tratamiento farmacológico a medida. La personalización es clave en todos nuestros tratamientos.

Antes de recetarte este medicamento también tenemos en cuenta la edad del paciente y el objetivo que necesitamos cumplir. Bajo ningún concepto deberías apostar por la automedicación. Si tienes un dolor de muelas, por ejemplo, el antibiótico no te eliminará las molestias. Visitar la clínica dental es tu prioridad.

Pide cita en Silmidental para disfrutar de una sonrisa saludable, limpia y bonita. Nuestro equipo médico analizará tu cavidad bucodental al detalle. El propósito que seguimos es conseguir que tus dientes estén perfectos, libres de enfermedades bucales. En el caso de detectar la presencia de infecciones bacterianas, es posible que te recetemos un tratamiento con Rhodogil, con el fin de eliminar al proceso infeccioso.

¿Te ha parecido un artículo interesante?

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.