Morderse las uñas: consecuencias para tus dientes

morderse las uñas consecuencias para tus dientes

Morderse las uñas: consecuencias para tus dientes

La onicofagia es una afección muy común entre niños y adultos. Se trata del hábito, prácticamente compulsivo de morderse las uñas. Lo más habitual es que la acción de llevarte las uñas a la boca y mordértelas sin control responda a un acto completamente involuntario. Es decir, es muy probable que ni si quiera te des cuenta de que lo estás haciéndolo. Desde la Clínica Dental Silmidental queremos mejorar tu salud bucal y para ello es importante que elimines hábitos poco saludables como el de morderte las uñas.

Las consecuencias que morderse las uñas tiene para los dientes y la cavidad oral son muy negativas y numerosas. Ten en cuenta que la onicofagia no solamente representa problemas estéticos para tus manos y uñas, sino que sus implicaciones van mucho más allá. Los problemas bucales no se hacen esperar, pero también puedes sufrir infecciones en la boca de gran envergadura. Evitar todo esto es posible, apostando por la prevención y poniendo remedio rápido a la onicofagia.

¿A qué se debe el hábito de morderse las uñas?

Pese a que morderse las uñas supone un grave problema para tu salud es muy probable que no lo puedas evitar a priori. Lamentablemente esta afección o hábito es más común de lo que cabía esperar. Generalmente se relaciona la onicofagia con situaciones de estrés, aunque es cierto que cuando se convierte en un hábito sucede sin más.

Debido a que morderse las uñas se convierte en una conducta, a veces aprendida durante la infancia, es común que aquellas personas que quieren dejar de hacerlo deban ponerse en manos de especialistas en la materia. Para evitar morderte las uñas y salvaguardar tu salud dental tienes que contar con las herramientas oportunas que te permitan decir adiós a este mal hábito. En nuestra clínica dental podemos darte algunas claves que te ayudarán a optimizar la salud de tu sonrisa en todo momento.

Si estás pensando que esto de morderse las uñas solo conlleva problemas estéticos en tus manos estás en un grave error. Las consecuencias de la onicofagia van mucho más allá de ser tan solo un problema a nivel estético.

Consecuencias de morderse las uñas

Las principales consecuencias de morderte las uñas las vas a notar en tu cavidad bucodental. Normalmente este hábito aparece durante la infancia y se extiende a lo largo de toda la vida. Ponerle remedio es extremadamente importante, con el fin de evitar tratamientos dentales complicados, tales como la ortodoncia.

  1. Daños en los dientes

Una de las consecuencias más extendidas de morderse las uñas son los problemas en los dientes. Al morder constantemente un elemento duro, las piezas dentales pueden astillarse. Además, el esmalte dental perderá su nivel de protección considerablemente. Esto puede propiciar la aparición de una mayor sensibilidad dental, debido al debilitamiento del esmalte.

El esmalte dental es una capa protectora para tus dientes, que siempre se debe cuidar, con el fin de evitar la formación de enfermedades orales, como las caries dentales.

  1. Problemas de oclusión

Muchas maloclusiones que tratamos en Silmidental están relacionadas con el hábito de morderse las uñas. Al ejercer esta presión constante entre ambas arcadas de la boca es posible que los dientes no ocupen su lugar adecuado. Si esto sucede los tratamientos de ortodoncia se convierten en necesarios, con el fin de devolver toda la funcionalidad a la boca.

  1. Infecciones en la boca

La a parición de infecciones en la boca es otra de las consecuencias de morderse las uñas. Es posible que pequeñas astillas de las uñas queden alojadas entre los dientes o bajo la línea de las encías. Las bacterias que habitan en las uñas pueden provocar infecciones orales de diversa gravedad. Por lo tanto, la gingivitis y la periodontitis son consecuencias directas de la onicofagia.

Evitar el mal hábito es clave para garantizar una sonrisa saludable. Piensa que en tus uñas habitan todo tipo de microorganismos dañinos, que estás permitiendo que accedan a tu boca sin control.

Otra infección que puede transmitirse a la boca a través de las uñas es el virus del papiloma humano (HPV). Algunas personas que se muerden las uñas regularmente presentan verrugas de este virus en sus dedos. Al llevar la infección a la boca, la transmisión es una de sus consecuencias. Recuerda que esta enfermedad infecciosa, de origen vírico, es muy grave y se contagia con suma facilidad.

  1. Daños en la mandíbula

En los casos más graves de onicofagia es posible que se presenten ciertos dolores mandibulares o en la cara. Esto se explica porque el hábito de morderse las uñas puede alterar la articulación temporomandibular. En estos casos acudir a la clínica dental cuanto antes es muy importante. Recuerda que debes ponerte en manos de un especialista en la materia, que te ayude a solventar todos los problemas bucales que te está generando este hábito poco saludable.

  1. Problemas en el estómago

En tus uñas hay un sinfín de microorganismos parasitarios, que pueden llegar con facilidad al tracto digestivo. Las infecciones intestinales son muy comunes en personas que tienden a morderse las uñas habitualmente. Estas consecuencias suelen presentarse más comúnmente en niños, debido a que sus sistemas inmunitarios todavía no están completamente desarrollados.

Por lo tanto, si tus hijos se muerden las uñas debes llevarlos al especialista cuanto antes. Si se trata el problema en etapas tempranas es mucho más fácil ponerle remedio y prevenir las enfermedades bucodentales y estomacales.

Si te muerdes las uñas y notas sus consecuencias a nivel dental, pide cita en Silmidental. Nuestros doctores te realizarán un exhaustivo examen de tu cavidad oral, con el objetivo de tratar cualquier problema relacionado con la onicofagia. Además, la primera visita es gratis en nuestra clínica dental. ¡Te esperamos!

¿Te ha parecido un artículo interesante?

No hay comentarios

Deja un comentario