Llagas en la boca: ¿por qué se producen?

llagas en la boca por qué se producen Silmidental

Llagas en la boca: ¿por qué se producen?

La presencia de llagas en la boca es algo bastante común. Lo más importante es que no debes preocuparte demasiado, porque las aftas bucales suelen ser lesiones de poca gravedad, que tienen a desaparecer por sí solas. Son muchas las causas que están detrás de ellas. Desde la Clínica Dental Silmidental te vamos a dar las claves para que aprendas a evitarlas y, sobre todo, a identificarlas.

¿Qué son las llagas en la boca?

Las llagas en la boca son pequeñas lesiones ulcerosas, que tienen a aparecer en las mucosas orales, como las encías, el paladar, la lengua, los labios y en la cara interna de las mejillas. Por norma general, suelen presentar un color blanquecino o amarillento, con un ligero enrojecimiento en sus bordes.

Se trata de aftas bucales, que no resultan en absoluto contagiosas y no requieren demasiado tratamiento. En Silmidental apostamos por la odontología conservadora y preventiva. Esto nos permite ayudarte a evitar la formación de llagas en la boca, llevando a cabo tratamientos dentales de máxima calidad.

La visita periódica a la clínica dental es clave para mantener una sonrisa saludable, libre de enfermedades y patologías orales. En estas consultas rutinarias, nuestros dentistas estudian tu cavidad bucodental, detectando cualquier enfermedad incipiente y poniéndole remedio con celeridad. La limpieza dental profesional o profilaxis oral nos permite garantizarte una dentadura libre de infecciones.

Mediante una buena tartrectomía periódica conseguimos eliminar el sarro de los dientes, así como las bacterias orales, que se alojan en tu dentadura. Nuestro consejo es que te sometas a estos tratamientos conservadores al menos una vez al año. El resultado es una sonrisa maravillosa y perfectamente cuidada.

Así son las aftas bucales

Una de las características más importantes de las llagas en la boca es que se tarta de lesiones que no son contagiosas. Además, son fáciles de identificar debido a su peculiar morfología y las zonas en las que tienden a aparecer.

Es importantísimo que aprendas a distinguir entre aftas y el herpes oral. Ten en cuenta que el segundo es extremadamente contagioso y debe de ser tratado cuanto antes. Una de las claves para diferenciar ambas lesiones es su lugar de aparición. El herpes suele formarse en los labios, es decir, en zonas no mucosas.

Pese a que las llagas en la boca no supongan un problema grave sí que es posible que resulten muy molestas y dolorosas. Seguir buenos hábitos de higiene dental te ayudará a mantener estas aftas a raya, evitando su aparición. En Silmidental distinguimos entre tres tipos de llagas orales: aftas menores; aftas mayores y aftas herpetiformes. Las dos primeras son similares, aunque se diferencian por su tamaño. Sin embargo, las herpetiformes tienden a confundirse con procesos infecciosos, como el herpes simple.

Ante la presencia de dolor, llagas en la boca o lesiones extrañas, la mejor solución es visitar al dentista. Nuestros profesionales analizarán tu sonrisa, con el objetivo de detectar cualquier daño que pueda estar afectando a tu salud bucal.

Causas de las llagas en la boca

Las causas que se esconden detrás de las llagas en la boca son muy numerosas. Un buen diagnóstico, que nos de las claves de lo que está sucediendo, es imperante en estos casos. Los síntomas de las aftas son variados, aunque suelen tener en común la sensación de picor donde aparece la lesión y el dolor.

  • Predisposición genética: exactamente igual de lo que ocurre con el herpes oral, las aftas bucales también tienen un componente genético. Hay personas que suelen padecer estas lesiones de forma común. En estos casos, mantener buenas rutinas de higiene dental es clave.
  • Traumas orales: es probable que a consecuencia de un golpe en la boca se formen las llagas. Algunos de los traumatismos más relacionados con esto son las mordeduras en las mejillas o la lengua, algo muy común durante la masticación.
  • Ortodoncia: una consecuencia muy habitual de la ortodoncia con brackets es la presencia de llagas en la boca, debido a la rozadura del aparato dental con las mucosas orales. En Silmidental te podemos ofrecer aparatos mucho más innovadores, que limitan la presencia de aftas bucales, como la ortodoncia Invisible Invisalign.
  • Prótesis dentales: las dentaduras postizas y otras prótesis dentales mal ajustadas también pueden provocar llagas. Visitar al dentista de forma periódica es clave para evitarlas.
  • Bruxismo: el bruxismo es una patología bucal involuntaria, muy relacionada con el estrés y la ansiedad. Quienes lo padecen suelen rechinar y apretar sus dientes, sobre todo durante el sueño. Además de provocar llagas en la boca también produce dolores cervicales, dentales y de cabeza, entre otras cosas.
  • Sistema inmunológico: un sistema inmune débil, por ejemplo, por un proceso gripal, puede acarrear la presencia de aftas orales.

Tratamiento para las llagas bucales

Las llagas en la boca suelen cumplir un proceso muy sencillo. Aparecen, se cicatrizan poco a poco y desaparecen. La realidad es que no existe un tratamiento concreto para estas lesiones, aunque sí que podemos pautarte pomadas que aceleren su cicatrización. La hidrocortisona es un compuesto que minimiza el dolor de las aftas y ayuda en el proceso de cicatrización.

Seguir pautas de higiene dental exhaustiva, llevar una dieta saludable y visitar al dentista periódicamente son acciones esenciales para evitar las llagas en la boca.

Pide cita en Silmidental si notas cualquier molestia en tu sonrisa. Nuestro equipo médico se encargará de diagnosticar afecciones orales, que puedan comprometer el buen estado de salud de tu dentadura. La primera visita es gratis en nuestra clínica dental. ¡No hay escusas!

¿Te ha parecido un artículo interesante?

No hay comentarios

Lo sentimos, el formulario de comentarios está deshabilitado.