Glositis: qué es y cómo tratarla

Glositis: qué es y cómo tratarla - Clínica Dental Silmidental en Madrid

Glositis: qué es y cómo tratarla

La lengua es uno de los órganos más importantes de tu cuerpo y, como tal, no la debes descuidar. Son muchas las afecciones que muestran sus síntomas a través de este órgano. Algunas enfermedades, deficiencias alimentarias o malos hábitos de higiene se hacen patentes a través de la glositis. En este artículo te vamos a dar todas las claves sobre esta afección lingual. El objetivo de la Clínica Dental Silmidental es que aprendas a prevenir todo tipo de problemas orales y disfrutes de una salud bucodental óptima.

¿Qué es la glositis?

La glositis es, básicamente, una inflamación de la lengua. Puede mostrarse a través de la mera hinchazón del órgano o incluir también ciertos cambios de coloración y aspecto en la lengua. Son muchos los motivos que podrían estar detrás de esta afección, ya que normalmente responde a la presencia de otras patologías o enfermedades previas.

En muchos casos, las lesiones que presenta la lengua durante la glositis resultan extremadamente molestas y dolorosas para quien las padece. Por este motivo, debes aprender a prevenir la glositis, aportando toda la salud posible a tu boca.

Hace unos días te contábamos qué es la lengua geográfica. Se trata de uno de los tipos de glositis más comunes. De hecho, su nombre técnico es glositis migratoria benigna. Esta afección de carácter benigno tiene unos síntomas muy particulares, ya que la lengua muestra ciertas manchas blanquecinas, que se asemejan a un mapa. De ahí su nombre.

La prevención de las enfermedades linguales es posible. Desde Silmidental creemos firmemente en la odontología conservadora. Motivo por el cual siempre trabajamos desde la prevención, con el objetivo final de mantener en perfecto estado tus dientes y estructuras bucales.

Principales causas de la glositis

Son muchas las causas que pueden estar detrás de esta afección lingual. De hecho, en la mayor parte de los casos, la inflamación de la lengua responde a una enfermedad previa, que debemos de diagnosticar con eficacia para poder planificar un tratamiento de calidad.

  • Infecciones orales: algunas infecciones ocasionadas por bacterias, virus u hongos tienen consecuencias en tu lengua. Por ejemplo, si sufres candidiasis oral, la glositis es uno de los síntomas más comunes. Esta enfermedad está provocada por la presencia del hongo cándida en la boca. No obstante, las bacterias orales o las infecciones víricas también pueden provocar alteraciones linguales.
  • Déficits nutricionales: en algunos casos, la carencia de vitaminas del grupo B provoca glositis. Por otra parte, la falta de hierro también estaría detrás de esta afección en la lengua. Por lo tanto, las personas que sufren de anemia son un grupo de riesgo para presentar lesiones linguales.
  • Alergias: es posible que la inflamación de la lengua surja a consecuencia de una reacción alérgica. El uso de pastas de dientes o colutorios, así como la ingesta de medicamentos pueden provocar alergias. En estos casos, detectar la causa primaria es prioritario para que la lengua vuelva a su estado saludable.
  • Malos hábitos: algunos hábitos poco recomendables, como fumar o consumir alcohol de forma indiscriminada, también está detrás de este problema.
  • Aparatos dentales: a veces, el uso de ortodoncia puede provocar ciertas irritaciones en la lengua. Normalmente, la glositis, en estos casos, es pasajera, pero siempre es conveniente que acudas a la clínica dental para valorar si la ortodoncia está bien colocada.
  • Alimentos muy calientes: las quemaduras en la lengua son muy comunes al consumir alimentos extremadamente calientes. A consecuencia de esto pueden aparecer lesiones o llagas en la lengua, que hacen que se inflame el órgano.

Síntomas más comunes de la glositis

El principal síntoma de esta afección es la propia inflamación lingual. No obstante, quien padece glositis también suele tener ciertas dificultades al masticar, hablar o deglutir:

  • Presencia de lengua inflamada.
  • Aparición de lesiones linguales.
  • Complicaciones para tragar, hablar o masticar.
  • Cambios de textura en la superficie lingual.
  • Cambio de coloración en la lengua.
  • Aumento de la sensibilidad lingual.
  • Dolor agudo o molestias leves en la zona.

Prevención de las enfermedades de la lengua

Gran parte de las enfermedades linguales, como la glositis, se pueden prevenir siguiendo buenas rutinas de higiene bucodental. Recuerda que cuando te cepillas los dientes también debes limpiar la superficie de la lengua. En ella se acumulan bacterias, que no debes olvidarte de remover. Si no tienes un limpiador lingual puedes usar tu cepillo de dientes para eliminar los restos de bacterias de tu lengua.

Para prevenir la glositis debes prestar atención a tu alimentación. Sigue una dieta saludable, rica en frutas y verduras. De esta forma evitarás sufrir déficits nutricionales y vitamínicos. Evita los alimentos extremadamente calientes, con el objetivo de limitar las quemaduras linguales.

En la medida de lo posible, debes limitar el consumo de alimentos muy picantes, ya que irritan la lengua. Y, obviamente, alejarte de malos hábitos, como el tabaco y el alcohol, es una de las medidas de prevención más importantes.

Tratamiento de la glositis

El tratamiento de la glositis varía en función de la causa primaria que está posibilitando la inflamación de la lengua. En la Clínica Dental Silmidental te sometemos a un completo estudio bucodental, con el fin de determinar por qué sufres dicha afección. Con un diagnóstico de calidad procedemos a planificar un tratamiento a medida.

  • Infecciones: si la glositis es consecuencia de una infección bacteriana, los antibióticos se convierten en parte importante del tratamiento. En el caso de que la infección se deba a la presencia de virus u hongos, se planifica un procedimiento mediante fármacos que actúen contra dichos microorganismos.
  • Nutrición: si la enfermedad es consecuencia de carencias nutricionales podemos pautar cambios en la alimentación y prescribir la ingesta de suplementos vitamínicos. De esta forma evitamos los déficits de vitaminas.

Como la higiene bucodental es esencial para garantizar una lengua saludable, en la clínica dental realizaremos una limpieza dental profesional. Así devolvemos toda la salud a la sonrisa y limitamos la glositis. Visitar al dentista es clave para tener una sonrisa saludable y bonita.

Si tu lengua está más hinchada de lo normal, presenta lesiones, te duele y crees que puedes tener glositis, pide cita en Silmidental. Nuestro equipo médico te ayudará a dotar de salud tu sonrisa. ¡Te esperamos!

No hay comentarios

Deja un comentario

Monitor OK