Ventajas de los implantes cigomáticos

implantes cigomáticos Madrid

Ventajas de los implantes cigomáticos

Implantes cigomáticos: La alternativa a la pérdida de hueso

¿Qué son los implantes cigomáticos? ¿En qué se diferencian de los convencionales?

Los implantes cigomáticos son unas fijaciones de titanio que disponemos hoy en odontología y las cuales nos van a permitir tratar a ciertos pacientes que antes eran imposible tratarlos con técnicas convencionales de implantología Madrid. Estos implantes sobre todo se diferencian en el tamaño que disponemos. Aquí tenemos tres tipos de implantes, estos dos son implantes que utilizamos tanto en el maxilar superior como en el maxilar inferior para un tratamiento convencional de implantología y el que tenemos aquí en el centro es un implante cigomático, que tiene una longitud un poquito mayor y que nos va a ayudar sobre todo a tratar a pacientes que tienen problemas óseos en el maxilar superior.

 

 

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de implantes cigomáticos consiste en la colocación de uno, dos o cuatro implantes cigomáticos en la boca del paciente. Estos pueden venir combinados con otros implantes convencionales dependiendo un poco de la pérdida ósea que presente el paciente. Normalmente, los pacientes que tratamos vienen con una pérdida de hueso entre moderada y severa o grandes atrofias, grandes pérdidas de hueso. Dependiendo un poco de cada uno de los casos habrá un tratamiento u otro tratamiento con los implantes cigomáticos.

El principal tratamiento de implantes cigomáticos sería el tratamiento Quad, el cuál consiste en poner dos implantes cigomáticos en un lado de la cara del paciente y otros dos en el otro lado de la cara del paciente que irán unidos con una prótesis. El segundo tratamiento que solemos realizar es el tratamiento de implantes cigomáticos combinados con implantes convencionales, que se colocan en el hueso maxilar. Se suele colocar un implante cigomático a cada uno de los lados de la cara, el cual luego irá combinado con dos o cuatro implantes que estarán alojados en el maxilar superior. Este tratamiento se denomina tratamiento híbrido.

Y por último puede existir la posibilidad de que tengamos que colocar implantes cigomáticos en pacientes dentados, pero siempre deberán ir unidos o bien a otro implante cigomático o bien a otro implante convencional, ya que no se recomienda el rehabilitar un implante cigomático unitario.

¿Qué ventajas presenta frente a otras técnicas?

Los implantes cigomáticos nos proporcionan ciertas ventajas frente a otras técnicas, sobre todo si la comparamos con técnicas en las cuales tenemos que proceder a hacer injertos de hueso al paciente. En las técnicas en las que tenemos que proceder a hacer injertos de hueso del paciente, la sistemática un poco que se lleva con este procedimiento es, primero, injertar el hueso, con unos tiempos de espera para que ese hueso solidifique y forme nuevo hueso, para poder colocar posteriormente unos implantes convencionales, darle otro tiempo de espera para que puedan llevar luego sus dientes definitivos.

La contraprestación es, los implantes cigomáticos, en los cuáles en un día colocamos los implantes cigomáticos y en ese mismo día o al día siguiente el paciente puede empezar a llevar sus dientes fijos sobre los implantes. Por lo tanto, reducimos mucho el tiempo y las molestias que ocasionamos a los pacientes. Y sobre todo le damos la seguridad que desde un primer momento esos pacientes pueden llevar dientes fijos con lo cuál socialmente y a la hora de poder tener alimentación van a mejorar indudablemente la calidad que le podemos aportar.

 

 

¿De qué manera nos ayudan las nuevas tecnologías?

Las técnicas que disponemos hoy en día para facilitarnos las intervenciones que realizamos a nuestros pacientes de implantes cigomáticos sobre todo son dos. Una es el radio diagnóstico digital que tenemos, en el cual, como podéis observar aquí, podemos ver reconstrucciones en 3 dimensiones de la cara del paciente, con lo cual podemos ver muy bien el hueso que disponemos para poder realizar el tratamiento y hacer una planificación previa de cómo va a ser nuestra intervención. Y el segundo y más importante, es el software de planificación digital de cirugía guiada. Este software nos va a permitir poder colocar implantes convencionales de una manera guiada mediante una férula quirúrgica que tenemos preparada previamente.

Esto no lo vamos a poder realizar en los implantes cigomáticos, pero nos va a ayudar mucho a poder planificar estos implantes en el hueso de nuestro paciente y tener una imagen fiel antes de poder intervenir al paciente de cómo pueden quedar esos implantes en la boca. Podemos ver recorridos anatómicos, vamos a poder planificar la inclinación y sobre todo, sobretodo todas las variaciones anatómicas que muchas veces no nos encontramos cuando empezamos a realizar las intervenciones quirúrgicas.

 

No hay comentarios

Deja un comentario