INJERTO DE ENCÍA

El injerto de encía es un tratamiento funcional muy eficaz para proteger los dientes e implantes ante la falta de encía fija, adherida o queratinizada que puede provocar una retracción de las encías y facilitar infecciones en un proceso periodontal. Además es una solución estética para pacientes con poco tejido gingival, mejorando la apariencia de la sonrisa.

Injerto de encía: cuando realizarlo

Cuando el tejido gingival que rodea los dientes, entendiendo esto como una banda gruesa alrededor de los dientes que evita que la encía se separa de estos o de los implantes y se retraiga exponiendo cada vez más superficie dental o de los implantes, llegando incluso a hacer visible la raíz del diente. Esto puede provocar un daño en el hueso que soporta el diente- implante, ya que queda muy expuesto a agentes externos o la placa bacteriana.

La recesión de las encías es un problema bastante habitual, pero como es gradual tarda en notarse hasta que empieza a ser una complicación seria. Esta recesión no afecta sólo a la estética de la boca, puede provocar problemas de salud bucal graves, por ello el injerto de encías es una gran solución.

Injerto de encía: tipos

Según las características de cada paciente y el estado de sus encías existen diferentes tipos de injertos de encía, que deben ajustarse al máximo a la morfología y las necesidades de cada boca.

Injerto de tejido conectivo: para este procedimiento se separa una capa de encía situada en el paladar o zona de la muela del juicio y se extrae el tejido conectivo subepitelial, que se pega a la encía que rodea el diente o implante a tratar. Este método se usa en pacientes que tienen las encías demasiado finas y requieren más tejido para engrosarlas.

Injerto de encías libre: implica también el uso de tejidos del paladar y el de tejido conectivo, sin embargo en vez de separar el tejido epitelial, el mas superficial, se quita de un sitio y se pone en la zona de la encía a tratar. Este procedimiento se utiliza en pacientes que no tiene encía fija alrededor de sus dientes-implantes o presentan retracciones de la encía.

Injerto de encías pediculado: en este procedimiento se usa la encía que rodea al diente tratado en lugar de coger tejido del paladar. El trozo de encía, llamado pedículo se corta parcialmente y se cose rodeando al diente-implante

Pueden existir otras modalidades de injertos blandos o de encía según la indicación para cada paciente tanto en dientes como en implantes.

Tratamiento de injerto y recubrimiento de encías en SilmiDental

Nuestra primera consulta es gratuita, por lo que si tienes más dudas puedes solicitar una cita, para que el Dr. Silmi las resuelva de forma personalizada proporcionándote un diagnóstico adecuado para tu caso concreto. En la Clínica Dental SilmiDental encontraremos la solución más adecuada para ti.

Clinica dental madrid SilmiDental

Contacto




He leído y acepto la Política de Privacidad