¿Qué es una sonrisa gingival y cómo puede hacerse más bonita?

sonrisa gingival - estética dental madrid - gingivectomía

¿Qué es una sonrisa gingival y cómo puede hacerse más bonita?

Llamamos sonrisa gingival a aquella en la que se muestra demasiada encía al sonreír o en posición de reposo de la boca. Se trata de un problema estético y de salud dental. Estético porque dentro de estos parámetros no es una sonrisa agradable, y de salud dental porque al tener un gran volumen de encía en muchos pacientes se pueden retener bacterias o dificultar que el cepillado sea correcto siendo causa de una posible gingivitis o periodontitis.

La definición de una sonrisa bonita es relativa, como la belleza en sí, pero es cierto que existen unas directrices generales que componen un diseño de sonrisa modélico. En este caso, se considera que la sonrisa es gingival cuando el paciente enseña al sonreír a partir de 2-3mm de tejido.

¿Por qué se hay pacientes con una sonrisa gingival?

Desde el punto de vista estético, la sonrisa gingival compone una desproporción en la armonía de la sonrisa. Aquí influye el tamaño de la encía, el tamaño de los dientes y la posición del maxilar, aunque también puede deberse al tamaño del labio o al movimiento que este realiza de extensión y elevación cuando se sonríe. Factores que existen en todos nosotros pero son distintos en cada caso.

No obstante, más allá de una cuestión estética, las razones de fondo que pueden haber ocasionado una sonrisa gingival pueden pasar por:

  • Que los dientes definitivos no hayan erupcionado correctamente y por ello hayan dejado demasiada encía al descubierto.
  • Que el labio superior se alargue más de lo debido o los dientes superiores sean demasiado destacados.
  • Que el maxilar superior esté demasiado adelantado respecto al resto de la cara.
  • Que se haya producido un deterioro excesivo en los dientes superiores, de modo que se hacen más cortos con el desgaste y la encía aparenta ser más ancha de lo que es.

Tratamiento para una sonrisa gingival: la gingivectomía

Como cualquier otro problema de estética dental, la sonrisa gingival tiene solución, pero su corrección dependerá de cuál es el motivo que la ha provocado. Es decir, si se trata de un exceso de tejido natural, este se puede eliminar quirúrgicamente con un tratamiento llamado gingivectomía. Sin embargo, si los dientes son demasiado prominentes se puede optar por la ortodoncia y si se trata de un desgaste, podemos elegir las carillas dentales para alargar la corona dental.

Por otro lado, si el problema es de labio hiperactivo, se puede alterar su posición mediante cirugía o la colocación temporal de Botox® para bloquear los músculos que provocan dicho gesto en la sonrisa. Si el problema es el maxilar demasiado largo, se suele realizar una cirugía ortognática para elevar su posición.

También es posible que se necesiten realizar varias de estas técnicas para corregir la sonrisa gingival. Todo dependerá del caso particular de cada paciente y su historial clínico. Si en tu caso muestras demasiada encía al sonreír y eso te disgusta, te recomendamos que visites nuestra clínica dental Madrid para darte un diagnóstico y proponerte un diseño de sonrisa perfecto para tu rostro. ¡Atrévete a sonreír sin complejos!

No hay comentarios

Deja un comentario