Salud bucal: ¿cómo influye en la vida de un deportista?

deporte y salud bucal - clínica dental Madrid Silmidental

Salud bucal: ¿cómo influye en la vida de un deportista?

Para un deportista, tanto si es de élite como amateur, la salud corporal es indispensable. Tener unos músculos fibrosos, unas articulaciones sanas y unos huesos fuertes son la base para un buen rendimiento. Pero, ¿qué hay de la salud bucal?

Como sucede con el resto de pacientes, es normal que a veces los deportistas dejen de lado el cuidado de su salud bucodental. Pero lo cierto es que una simple inflamación de encías o unas caries pueden influir en la salud general hasta dejar a un atleta fuera de juego.

¿A qué se deben los factores que afectan a la salud bucal de un deportista?

Los problemas orales más habituales entre los deportistas suelen ser las enfermedades periodontales, o lo que es lo mismo: unas encías inflamadas. No obstante, el ritmo frenético de la vida de un gimnasta también puede acarrear bruxismo y las consecuentes alteraciones de la ATM.

Diversos estudios también optan por contar con factores nutricionales. Una dieta estricta para un deportista puede tener carencia de algún nutriente fundamental para mantener la salud bucal, como son las vitaminas, proteínas o minerales. Asimismo, el consumo excesivo de carbohidratos o de bebidas energéticas muy ácidas puede producir la alteración no solo del sistema inmunológico, sino también del pH oral.

Estos factores nutricionales tendrían su afección máxima al producirse también el síndrome de la boca seca, o xerostomía. La deshidratación durante el entrenamiento intensivo puede acarrear a una falta de saliva en la zona bucal, lo que provocaría la proliferación de bacterias y la aparición de caries dentales.

La mordida de un deportista, clave para una buena salud bucal

Hace unos años, el famoso futbolista Cristiano Ronaldo puso de moda su protector bucal. El Balón de Oro apareció en el césped con una férula de protección para sus dientes, y lo cierto es que también hemos visto una mejora en la dentadura del deportista con el paso de los años, tanto estética como saludable.

Y es que es fácil que con el contacto físico, los dientes puedan sufrir roturas o fracturas. O bien produzcan heridas en los tejidos orales propios o en otros jugadores al clavar los dientes accidentalmente. Asimismo, correr con la boca abierta y respirar por la boca modifica la oclusión, algo que una férula de protección ayudaría a estabilizar y corregir. Con la adecuada oclusión de ambas mandíbulas aumenta la fuerza de los músculos faciales. Por tanto, las férulas dentales mejoran el equilibrio de la postura, el riesgo de lesiones y el rendimiento deportivo en general.

Con la salud bucal no se juega. Por ello, desde Silmidental animamos a todos los deportistas a sacar tarjeta roja a las enfermedades orales en nuestra clínica dental Madrid. Y si lo que necesitas es una reconstrucción de estética dental, solo tienes que pedir primera cita. Recuerda, ¡es grauita! 😉

No hay comentarios

Deja un comentario