Enfermedades del tabaquismo: de periodontitis a cáncer oral

enfermedades del tabaquismo - clinica dental Madrid Silmidental

Enfermedades del tabaquismo: de periodontitis a cáncer oral

La boca es el mayor reflejo de nuestros hábitos, tanto alimenticios como de salubridad. Y es que, así como una sonrisa confirma nuestra felicidad, una boca y dientes bien cuidados ratifican una buena higiene oral. Si hay algo que empeora o impide lucir una sonrisa sana y bonita, es el tabaco. A continuación, de la mano del Dr. Silmi os informamos de algunas de las enfermedades del tabaquismo más frecuentes, y cómo tratarlas y/o evitarlas.

TABACO Y SALUD ORAL: ¿CÓMO AFECTA FUMAR A NUESTRO ESTADO BUCODENTAL?

El tabaquismo es un hábito extremadamente perjudicial para la salud, y aun así cada vez es más frecuente entre la población. Cada día son más jóvenes los que se suman a la nicotina, sin ser conscientes de que el tabaco supone la primera causa prevenible de muerte prematura en el mundo, sobre todo en los países en desarrollo.

Según el INE, en la Encuesta Europea de Salud realizada en 2014, más del 23% de población se consideraba fumadora a diario, y un 2,4% fumadora ocasional. Esto es, prácticamente 1 de cada 3 personas fumaba y, por tanto, se exponía a las posibles enfermedades del tabaquismo.

ENFERMEDADES DEL TABAQUISMO: HALITOSIS

La primera y más superficial consecuencia del tabaquismo podríamos alinearla con el mal aliento (halitosis). No solo se producen por el olor en sí de la nicotina, sino a causa de variaciones en las bacterias bucales. El tabaco suele ser el causante de la variación del color de los dientes y lengua a un color amarillento o ennegrecido, así como del tejido gingival. Además, altera la mucosa, que en consecuencia produce resequedad en la cavidad oral, inclusive alteraciones del olfato y el gusto.

ENFERMEDADES DEL TABAQUISMO: PERIODONTITIS

No obstante, hay otras enfermedades del tabaquismo que nos deben ocupar mayor preocupación. El humo del tabaco es un irritante directo de las mucosas y tejidos orales. La nicotina y el monóxido de carbono tienen efectos sobre las encías, no solo estéticos, sino fundamentalmente de salud. El tabaco altera los mecanismos de defensa e interfiere en diversos procesos celulares. Un ejemplo de ello es su poder para impedir que heridas de la boca cicatricen, ya sean las producidas de forma accidental, como las derivadas de intervenciones bucodentales.

En síntesis, la principal característica de una enfermedad periodontal producida a causa del tabaco es la destrucción de los tejidos que soportan los dientes. Este debilitamiento puede llevar a causar periodontitis en los casos más leves, y la pérdida de hueso o la formación de bolsas periodontales en los más graves. Por tanto, la pérdida de dientes sería el ataque definitivo del tabaco.

ENFERMEDADES DEL TABAQUISMO: CÁNCER ORAL

El riesgo de padecer cáncer oral en pacientes fumadores se multiplica de 3 a 5 veces a los no que no fuman, un dato que se vuelve más dramático si además el paciente también bebe alcohol. Esto es debido a que el tabaco contiene productos que al combustionar pueden unirse al ADN y alterarlo. El tabaco aumenta la liberación de especies que dañan las proteínas, lípidos, carbohidratos y el propio ADN bucal, por lo que el sistema inmunológico del paciente quedaría totalmente desprotegido ante las bacterias.

Dejar de fumar sigue siendo a día de hoy la única forma de reducir el riesgo de sufrir estas y otras enfermedades del tabaquismo. Pero mientras tanto es importante mantener al menos una higiene oral precavida y 100% exhaustiva, de modo que podamos detectar patologías antes de que afecten a la salud oral de forma severa. En SilmiDental actuamos como apoyo para pacientes que están dejando de fumar, y aconsejamos a aquellos que necesitan nuestra ayuda para corregir su salud y su estética dental. Si tú eres uno de ellos, contacta con nosotros y el Dr. Silmi preparará un plan de actuación para solucionar tus problemas a tiempo.

No hay comentarios

Deja un comentario